ESTRATEGIAS PARA AYUDAR A LOS NIÑOS A DETECTAR Y PREVENIR UN POSIBLE  ABUSO SEXUAL

ESTRATEGIAS PARA AYUDAR A LOS NIÑOS A DETECTAR Y PREVENIR UN POSIBLE  ABUSO SEXUAL

ESTRATEGIAS PARA AYUDAR A LOS NIÑOS A DETECTAR Y PREVENIR UN POSIBLE  ABUSO SEXUAL

Débora Stein.

Los niños y las niñas tienen todas las herramientas necesarias para poder detectar y prevenir un posible abuso sexual, sin embargo, necesitan de un adulto que los guíe, enseñe y de confianza para que puedan hacerlo.

Lo primero a tomar en cuenta es el echo de que tengan una autoestima alta, es decir, educar a los niños para que tengan la certeza de  que su cuerpo es hermoso como es sin importar su talla, sexo y color, esto aunado a brindarles oportunidades para que desarrollen actividades físicas con su cuerpo que les permitan entender la importancia de cuidarse y quererse.

Mientras mas quiera un niño a su cuerpo, mas lo va a cuidar en todos los aspectos de su vida, tanto nutricionales como de permitir que lo toquen o se acerquen a él.

Otro aspecto muy importante consiste en enseñar a los niños a diferenciar sentimientos, tanto los que los hacen sentir bien como los que no, ya que eso les permite estar en contacto con su ser interno y aprender a confiar en lo que su instinto les dice acerca de las demás personas o como éstas interactúan con ellos.

Cuando estamos conviviendo con los niños es fundamental preguntarles ¿Cómo te sientes hoy?  para ayudarlos a diferenciar la gran cantidad de sentimientos que pueden experimentar; lo más importante también es que nosotros como adultos compartamos nuestros sentimientos con ellos y que los niños sepan que los sentimientos no son malos o buenos, simplemente son, lo que es importante es lo que yo hago  con lo que estoy sintiendo, ya que nosotros no podemos controlar lo que sentimos, únicamente lo que hacemos con ellos.

Otra estrategia que podemos manejar con los pequeños es el enseñarlos a decir NO, de manera enérgica ¿cómo?, jugando con ellos juegos de contacto y decirles que cuando quieran parar la actividad digan enérgicamente NO y pararemos el  juego. La finalidad de ésta actividad es proporcionarle al menor la confianza de que cuando diga NO será escuchado y respetado.

Cuando pasamos tiempo de calidad con los niños, compartimos experiencias y nos mostramos interesados en lo que tienen que decir, logramos establecer una relación estrecha con ellos de manera que facilitaremos la comunicación y la probabilidad de que compartan con nosotros todo lo que pasa en su vida, tanto lo bueno como lo malo, de tal manera que si les llegara a ocurrir algo desagradable  se sentirán con la confianza de que serán escuchados y auxiliados de ser necesario.

Por lo anterior, es muy importante que los niños cuenten con una serie de adultos en los que pueden confiar ya que en ocasiones no encuentran a su persona más cercana o tal vez tienen miedo de lastimar al adulto, por lo que es importante que tengan una lista de adultos en los que pueden confiar y que nosotros sepamos quienes son esos adultos para estar enterados y facilitarles sus teléfonos u otra vía de contacto con ellos.

Otras alternativas que tenemos para ayudar a los niños a creer en lo que sienten, es el darles alternativas al contacto físico, es decir, darles la oportunidad de decidir a quien quieren saludar de beso y a quien no, así como el confiar cuando una actitud o acercamiento de un adulto o de otro menor los hace sentir cómodos y felices o no, es decir, los niños deben aprender que no importa de quien se trate, lo importante es que la manera como a mí me demuestran amor es de una manera que a mí me hace sentir cómodo y feliz, si algún acercamiento o actitud me hace sentir incómodo, entonces esa actitud no es buena para mí y tengo el derecho de decir NO o de alejarme de esa persona y comunicárselo a algún adulto de mi confianza.

Es fundamental que los menores aprendan a diferenciar un regalo de un soborno, ya que una de las estrategias que utilizan los abusadores es sobornar a los niños, sobre todo después del primer abuso.¿Cómo puedo hacer esto?, lo primero es preguntarle al menor si sabe lo que es un regalo y que comparta con nosotros cuando recibe regalos. Posteriormente se le cuestiona si alguien alguna vez le ha ofrecido un regalo a cambio de que haga algo que no quiere hacer, si la respuesta es SI, es la oportunidad que tenemos de enseñarle que el soborno consiste en que alguien le ofrezca un regalo a cambio de que haga algo; lo importante no es tanto lo que el adulto le está pidiendo que haga, ya que puede pedirle algo que no lo haga sentir mal, pero si lo que el adulto le está pidiendo es algo que no lo hace sentir bien entonces tiene todo el derecho de no hacerlo aunque eso implique rechazar el regalo y es importante que se lo comunique a algún adulto cercano a él.

Se pueden inventar diferentes situaciones para que los niños nos respondan si se trata de un regalo o de un soborno.

Para terminar hay que enseñar a los menores a diferenciar un secreto bueno de un secreto malo ya que los secretos que nos puede pedir alguien que guardemos nos deben de hacer sentir bien. Si un secreto nos hace sentir bien se trata de un buen secreto, pero si nos hace sentir mal se trata de un mal secreto y no debemos guardarlo, además debemos de contárselo a algún adulto cercano que nos ayude a quitarnos el sentimiento negativo que nos provocó el guardar ese secreto.

En muchas ocasiones los menores tienen miedo de contar algo malo que les haya sucedido por que temen que los adultos los dejen de amar, por lo que la aceptación y el amor incondicional al menor debe de quedar establecido independientemente de todo lo demás, es decir, un niño puede ser regañado por hacer travesuras o por portarse mal, pero lo que se debe de respetar es ese amor y aceptación incondicional.

Hablemos con nuestros niños de cosas sin importancia para que después podamos hacerlo de cosas importantes.

 

Compartir

Compartir Post:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimos Posts:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *