¿Cómo hacer que tu cuerpo vuelva a ser tuyo? (13 consejos)

¿Cómo hacer que tu cuerpo vuelva a ser tuyo? (13 consejos)

¿Cómo hacer que tu cuerpo vuelva a ser tuyo?

¿Cuántas veces has sentido que tu cuerpo no te pertenece?

Que la masa que está debajo de tu cabeza no está alineada con lo que te gustaría sentir, con lo que te gustaría ver en el espejo, o con lo que sientes en tu corazón.

Te ves a ti misma como brazos, piernas, cabeza, pies, pero sientes que realmente no existe algo que los una; no puedes percibir que hay una conexión energética entre todas las partes de tu cuerpo.

¿Cuántas veces te has dado cuenta de que perdiste tu alineación física y algo te duele desde hace varios minutos? Sientes ese dolor porque pasas horas sin estar presente con tu cuerpo.

¿En qué momento te acostumbraste a poner atención a lo que está entrando por tu boca y no a cómo se siente tu cuerpo con lo que entra por tu boca?

El cuerpo te habla todo el tiempo y está deseoso de comunicarse contigo y de que aprendas a descifrar sus mensajes.

Cuando te olvidas de tu cuerpo físico y lo dejas de nutrir, de apapachar, de mover y éste pierde su alineación contrayéndose, tu energía interna no tiene espacio para moverse, expandirse,  expresarse o sostenerse. Es una incomodidad que no puedes reconocer pero se expresa como ansiedad, tristeza, inflamación, dolor o estrés.

Tu energía interna es igualmente importante que tu cuerpo físico, los dos se nutren mutuamente en una danza entre la expansión y la contracción, entre la quietud y el movimiento, entre la proyección y la incubación.

Tu energía interna tiene la capacidad de alinear tu cuerpo físico y moldear su expresión, afectando la forma en la que te proyectas en la vida. Piensa en lo que hace tu cuerpo cuando recibes una gran noticia o cuando recuerdas algo que te hace feliz. La postura se alinea y en automático te expandes, proyectas tu pecho al universo y creces, brillas.

Pero, ¿cómo hacer que tu cuerpo vuelva a ser tuyo?

Si de algo estoy 100% convencida es que Tu YA eres un ser perfecto que no tiene que cambiar NADA , solo comenzar a reconectar con tu energía (interna y externa) para dejar salir el BRILLO que YA está dentro de ti.

¡No permitas que el mundo decida cuál es la postura que deberías tener frente a cada espacio en el que te mueves, no permitas que tu cuerpo se contraiga y aprende a reconocer la forma en la que tu energía se expresa dentro y fuera de ti!

Si quieres vivir una experiencia física, espiritual, mental y energética COMPLETA (y tuya) hay que comenzar a quitarse la pena de expandirte. Solo así podremos alinearnos con la ola masiva de energía vibracional que está entrando en nuestro planeta y crear espacio para aprovecharla en lugar de que nos tueste.

Cuando tu cuerpo está contraído “protegiéndose” tu mente tampoco  tiene la claridad de reconocer lo que es verdadero y no puede trascender las creencias que te limitan, para finalmente irradiar todos los regalos que el mundo está esperando ¡recibir de ti!

 

¡Por favor toma responsabilidad de tu postura y no dejes que otros lo hagan por ti!

  1.  Aprende a reconocer y diferenciar lo que se siente bien de lo que no.

  2.  Mueve tu cuerpo por lo menos cada hora, levántate de la silla y camina, estírate, brinca o juega con la pared empujándola.

  3. Todas las noches frótate con una toalla húmeda, asegúrate de repasar todos tus rincones para volver a reconócete. La fricción en la piel activa la percepción y la intuición en la glándula pineal.

  4. Pon un cronómetro cada 5 minutos para respirar profundo y en total presencia por lo menos 5 veces al día.

  5. Tírate en la alfombra más rica de tu casa, pon la música que te guste y permite a tu cuerpo moverse lo más suavemente posible hacia cualquier lugar sin prisa. Descubre el poder de los micro movimientos, el poder de habitarte.

  6. Diseña tus comidas de acuerdo a tu persona. No dejes que tu persona se diseñe de acuerdo a lo que hay disponible para comer. Que tu comida esté en resonancia con tu postura ante el mundo.

  7. Estírate cada 2 horas lo más profundo que puedas. Si lográramos poner de moda las salas de espera llenas de movimiento, en vez de la quietud, el mundo sería totalmente diferente.

  8. Decide qué información, qué noticias, qué imágenes y qué conversaciones quieres dejar entrar para nutrir tu templo. Por favor no te vuelvas una de las imágenes sin sentido de una película que no tiene un buen guion.

  9. Decide qué postura quieres tener ante la vida y hazla tuya, no permitas que la vida forme tu postura.

  10. Pon el 80% de tu atención en lo que te expande y dale forma con una intención poderosa, cuando menos te lo imagines eso ocupará el 100% de tu tiempo.

  11. Toca la tierra con tus pies descalzos, recibe su energía y su sabiduría, deja que ella potencie tu postura.

  12. Reconoce esa nueva postura interna que ya te viene avisando que quiere manifestarse.

  13. Deja que tu alineación interior, tu paz, tu fuerza, tu poder, tu suavidad y tu gracia  inunden tu cuerpo físico y lo llenen de brillo!!

Compartir

Compartir Post:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimos Posts:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.