¿Cómo me convertí en Sleep Coach?

¿Cómo me convertí en Sleep Coach?

LORENA GASPERINI BABY SLEEP COACH

La vida me ha llevado a tomar tres roles que definitivamente me han transformado como persona: mamá, emprendedora y coach.

Convertirme en madre como a todas me cambió la vida, mi dinámica y mi forma de pensar, pero sobretodo representa mi más grande reto ya que constantemente me hace testigo de mi pasado (mis valores de familia y la forma como me educaron) y mi presente al estar consciente que la mayoría de las cosas que veo en mis hijos son espejo mío ya que ellos simplemente copian mi ejemplo. Estar consciente de esto me ha llevado a interesarme, por no decir obsesionarme, con cualquier tema de crianza, disciplina, inteligencia emocional, hábitos alimenticios, hábitos de sueño y en general el bienestar de la familia.

Ser emprendedora es un rol que comparto con mi esposo, quién me influenció a penas nos casamos a dejar las bondades del corporativo. Al principio me costó mucho vivir en la incertidumbre, posteriormente me di cuenta que la necesidad exige creatividad y empiezas a idear cosas para salir adelante que jamás hubieras logrado en otras circunstancias. Hoy representa mi gran disfrute, poder tener la libertad de crear, innovar, desarrollar, estructurar es mi pasión!

Finalmente me transformé en Coach de sueño después de pasar unas muy buenas desveladas con mi primer hijo. La necesidad de entender por qué no dormía mi bebé y cómo funcionaba el sueño me llevó a estudiar a profundidad el tema, para posteriormente buscar la certificación. Cada uno de mis hijos y las familias que he ayudado me han enseñado que si es cierto que cada caso es diferente pero las necesidades son las mismas ya que dormir no es negociable, es un tema de salud y bienestar para el bebé y la familia. Estoy convencida que somos mejores padres cuando descansamos adecuadamente, somos más pacientes, escuchamos y conectamos mejor con nuestros hijos. Nuestros bebés están más tranquilos, tienen mayor capacidad de aprender y desarrollarse cuando duermen de manera continua. Por ello a las familias les cambia la vida cuando establecen buenos hábitos de sueño lo cual es algo que me encanta.

Dentro de estos tres roles solo tengo un único propósito: estar presente. Vivimos una vida tan atropellada, llena de compromisos, actividades y cosas materiales que no te dejan estar. La única forma de lograrlo es saber escoger qué cosas son verdaderamente importantes para ti y no negociables. Que si y que no. Ponerte límites, horarios, desconectarte de uno o del otro para estar presente. Parece sencillo pero creo que es la gran oportunidad de nuestros tiempos.

Compartir

Compartir Post:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimos Posts:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *