Enfermedad Mano Pie Boca… entérate cómo se manifiesta en realidad.

Enfermedad Mano Pie Boca… entérate cómo se manifiesta en realidad.

Enfermedad Mano Pie Boca… entérate cómo se manifiesta en realidad.

Dra. Alejandra Prian

La enfermedad pie mano boca no es una patología fácil de platicar ya que se manifiesta de diferentes maneras que dependen de la edad de la persona que es infectada por este microorganismo. Espero que dentro de este artículo resuelvas todas tus dudas sobre cómo se transmite, qué la causa y cómo tratarla.

¿qué tipo de infección es?
Es causada por el virus Coxsackie del tipo A o Enterovirus 71. Este virus se encuentra dentro de la familia de enterovirus, lo que significa que se transmite de manera fecal-oral, a través de gotitas respiratorias y por objetos en donde el virus queda “vivo” por algunas horas debido a que estuvo en contacto con las vesículas o la saliva un bebé infectado.

Existen dos tipos de infecciones que causa este virus: herpangina y enfermedad pie mano boca.

Después del contacto con una persona infectada, pueden pasar hasta 7 días para que se presenten signos o síntomas de la enfermedad; esto se conoce como periodo de incubación. Hay niños que, dependiendo de su estado inmunológico, es decir, cómo se encuentre su sistema de defensas, puede ser que limiten la reproducción de este virus y pase desapercibida la infección.

¿Cómo se presenta?

Las primeras lesiones se presentan en la piel de manera generalizada, se presenta un exantema o rash que no se asocia a otras molestias y desaparece espontáneamente; incluso hay algunos padres que no lo notan o algunos niños que no lo presentan. A los 3 días del rash comienzan a producirse lesiones en las mucosas de la boca. Pueden ser en la lengua, paladar o en la parte de la lengua, paladar, mucosa interna de la boca y garganta, y encías y son dolorosas causando incluso disminución en el apetito e ingesta de alimentos ya que duele mucho tragar. Estas lesiones se extienden a manos y pies en forma de ampollas o vesículas con una base rojiza que causan mucho dolor al caminar y posteriormente se convierte en úlceras; generalmente afecta más manos que pies y sobre todo afecta los bordes de las uñas. En bebés menores de 2 años se puede presentar como una dermatitis del área del pañal.

Una semana antes de que se presenten todas las lesiones puede ocurrir un periodo que llamamos pródromo en el que hay fiebre de bajo grado (nunca mayor a 38.5°C), dolor estomacal, crecimiento ganglionar o síntomas respiratorios como tos y escurrimiento nasal.

Generalmente se resuelve por sí solo en 5-7 días el oral y en 7-10 días el rash sin dejar cicatriz.

¿Cuál es el tratamiento?

Debido a que la causa es un virus que no cuenta con tratamiento específico, la base del tratamiento es sintomático. Con esto quiero decir que se tratan los síntomas que causan las molestias. De las medidas más importantes es una adecuada hidratación, de preferencia con líquidos fríos, ya que ayudan a desinflamar la zona de la garganta y mejora la ingesta de alimentos rápidamente. Otra medida importante es el control de la fiebre ya sea con paracetamol o ibuprofeno. Existen enjuagues orales (como la solución filadelfia), que ayudan a mejorar el dolor causado por las úlceras en la boca.

¿Qué es eso de herpangina?

La Herpangina es otra manera que tiene coxsackie de manifestarse. En este caso solamente se limita la enfermedad a la mucosa de la garganta. El periodo de incubación es de 4 días y en esta variedad sí hay fiebre de alto grado  38.5-40°C. Se presenta dolor de cabeza, disminución del apetito, dolor abdominal y vómito en ocasiones. Pero las lesiones características son ampollas y úlceras en las amígdalas y el paladar que posteriormente se cubren con una capa blanca que se llama fibrina y son sumamente dolorosas. Contrario a lo que pasa en la enfermedad pie mano boca, en este caso no se afectan las encías ni ninguna otra parte del cuerpo. El tratamiento es sintomático de igual manera y se resuelve en 5 a 10 días.

Lo mejor es comunicarte con tu pediatra para que valore el tratamiento que tu hij@ debe recibir. Recuerda que no todas las personas somos iguales y eso implica que algunas presentan lesiones más severas que otras.

Recomiéndame:

Compartir Post:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimos Posts:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *