Herramientas de Disciplina Positiva para ayudarte a enfrentar con calma los problemas en casa.

Herramientas de Disciplina Positiva para ayudarte a enfrentar con calma los problemas en casa.

Herramientas de Disciplina Positiva para ayudarte a enfrentar con calma los problemas en casa.

By Mónica Acosta Romero

Sabemos lo difícil que es pensar claramente ante a los desafíos y retos que se nos presentan con nuestros hijos o pareja. Cuando nos enfocamos en el problema y no en la solución, lo único que provocamos y alimentamos es el malestar de todos. En Disciplina Positiva, decimos que “es fácil portarte bien cuando te sientes bien”.

Al cambiar nuestro enfoque, para utilizar los desafíos diarios como oportunidades para practicar la solución de problemas CON nuestros hijos, podemos ir modelando y transmitiendo valiosas herramientas para la vida.

Prueba estas tres herramientas de Disciplina Positiva y nota si hay algún cambio a la hora de enfrentar y resolver un conflicto:

 

  1. En vez de decirle a tus hijos lo que NO pueden hacer, sugiéreles lo que SÍ pueden hacer. Esto es especialmente importante cuanto más pequeños son los niños.
    • En vez de decir “NO golpees”, di “Toca suavemente” y muéstrale
    • En vez de decir “NO corras en la casa”, di “Camina por favor”
    • En vez de decir “NO toques la lámpara “, di “Puedes jugar con las ollas”
    • En vez de decir “No peleen”, di “Afuera” o “Es hora de los abrazos”

 

  1. Evita sermonear e insistir una y otra vez. Usa una sola palabra como recordatorio. Cuando tomamos el tiempo de enseñar lo que esperamos, se hacen acuerdos de manera conjunta CON los niños y por adelantado, sólo basta una palabra.
    • “Toalla” para la toalla que dejaron en el piso,
    • “Platos” para los platos que dejaron sobre la mesa
    • “A dormir” cuando es la hora de acostarse

 

  1. Prueba dar un abrazo. En muchos casos, los padres podemos detener una conducta problemática cuando dejamos de enfocarnos en el comportamiento y abordamos la CAUSA fundamental: la desmotivación. Si nos sentimos bien, nos portamos bien. ¿A quién no le gusta recibir un abrazo para sentirse mejor?
  • Prueba diciendo “¡necesito un abrazo!” en medio de un “berrinche”
  • Si sientes que no funciona porque el niño esta muy alterado también puedes decir: “Me encantaría recibir un abrazo cuando estés listo”

Es importante recordar, que si los padres estamos alterados en una situación, será difícil enfocarse en las soluciones. Tomarse un “tiempo fuera positivo” en este caso, es una excelente idea. Muchas veces el tono que usamos al comunicar, dice más que las palabras que usamos.

Disciplina Positiva fomenta las relaciones armoniosas en la familia ya que se basa en el respeto mutuo, el sentido de pertenencia, la cooperación y la responsabilidad.  Conoce esta hermosa filosofía de crianza en nuestro taller introductorio a la Disciplina Positiva en la Familia y descubre la variedad de herramientas que existen para ayudarte a educar desde la conexión y la empatía.

¡Mil gracias!

Mónica Acosta Romero

Compartir

Compartir Post:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimos Posts:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.