Lácteos enteros

Lácteos enteros

Lácteos enteros
By Galia Kleiman @babylovesfood

Hasta hace poco la creencia popular se creía que deberíamos evitar los productos lácteos enteros debido a su alto contenido de grasas saturadas. Pero, los nuevos estudios sugieren que las personas que consumen lácteos con toda su grasa pesan menos y tienen menos probabilidades de desarrollar osteoporosis o diabetes que las que consumen lácteos sin grasa o light.

Si bien no está del todo claro cómo la grasa entera ayuda a reducir el riesgo de diabetes, es posible que esté trabajando en varios niveles diferentes para regular la insulina y la glucosa. En el nivel más simple, las personas que consumen más productos lácteos altos en grasa tendrán suficientes calorías para no tener hambre y tener que compensar con calorias de alimentos azucarados. También es posible que las grasas en los lácteos estén actuando directamente sobre las células, trabajando en el hígado y los músculos para mejorar su capacidad de descomponer el azúcar de los alimentos. Y luego está la posibilidad de que en ciertos alimentos lácteos altos en grasa, como el queso, que se fermenta, los microbios pueden estar trabajando para mejorar la respuesta de la insulina y reducir el riesgo de diabetes también.

En términos nutricionales, la leche contiene todas las vitaminas requeridas por los mamíferos, pero las más importantes, las vitaminas liposolubles, A, D, E y K, se encuentran principalmente en la grasa de la leche; Cuando consumimos productos lácteos sin la grasa (como yogurt light o leche descremada) no obtenemos estas vitaminas.

La vitamina K es un nutriente esencial cuya deficiencia esta relacionada con enfermedades cardiovasculares y otras enfermedades crónicas.
Sabemos que la vitamina K2 se encuentra en la grasa de la leche y en algunos alimentos fermentados. Los productos lácteos reducidos en grasa o sin grasa (yogur griego, yogurt light, queso cottage y queso panela light) contienen sólo entre 8% y 22% de la vitamina K que se encuentra en los productos de grasa completa.

Así que cuando vayas a consumir productos lácteos, ya sea yogurt, leche o quesos para ti y para tu familia, busca siempre que sean enteros, con toda su grasa.

Galia Kleiman
@babylovesfood

Compartir

Compartir Post:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimos Posts:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.