Lo que no sabes acerca del cerebro de tu bebé

Lo que no sabes acerca del cerebro de tu bebé

Lo que no sabes acerca del cerebro de tu bebé

  1. Existe un “Bluetooth” entre tu cerebro y el suyo.

Tu bebé es muy sensible a la energía de tus emociones y responde a ellas. Es como si tuviera un sensor conectado a tus estados de ánimo, por eso la mejor manera de alimentar su cerebro, es mantener sano el tuyo, regulando tu ansiedad y tus emociones. Buscando un espacio para tu bienestar. Si tienes un mal día esporádico ¡no importa!  Es normal. No finjas, comunícaselo.  Bebé, hoy no me siento bien, ya pasará, no tiene nada que ver contigo.   Lo que necesita es tu honestidad.

  1. Cuando miras a tu bebé a los ojos y se comunican con la mirada, se benefician ambos cerebros. El neuropsicólogo Alan Schoore explica que mientras ocurre la mirada, ambos cerebros se conectan y entran en sintonía cerebral, generándose, tanto en el bebé como en el adulto: Hormonas de placer, de concentración, y de regulación de estrés. ¿No es maravilloso?
  1. Sin palabras, el bebé te mira, sonríe, empieza la conversación y el intercambio… De pronto abandonas la plática por un llamado de las redes. Se interrumpe esta danza de comunicación. ¿Te imaginas lo que se pierde? ¿Qué concluye el bebe? Para mamá es más importante ese aparato que yo.   Es como si te levantaras de la mesa a media conversación con un amigo sin avisar.  No se trata de tirar el cel por la ventana, pero si de dosificarlo, especialmente cuando estás en momento presente interactuando. ¡Los mensajes pueden esperar y el cerebro del bebé no!  Termina el intercambio, cierra la conversación, avisa y luego atiendes la llamada si es que lo amerita.
  1. El cerebro de tu bebé necesita de “un abrazo para encenderse”.No es romanticismo, es ciencia. Cuando el bebé se siente querido, y sus necesidades básicas son satisfechas, su cerebro se prepara para aprender, se abre a un desarrollo cognitivo.
  1. Existen las “Células espejo”, gracias a las cuales el bebé copia conductas de sus cuidadores. Si tu bebé experimenta que las personas más cercanas expresan lo que sienten, logrará que su cerebro afectivo vaya madurando y aprenderá que lo que siente tiene nombre y es válido sentir y expresar a lo largo de la vida. Puedes contribuir a los cimientos de la inteligencia emocional.
Compartir

Compartir Post:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimos Posts:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.