¿Es la infidelidad motivo de separación?

¿Es la infidelidad motivo de separación?

¿Es la infidelidad motivo de separación?

Por: Carla Pérez-Galicia

@carlapgvida

En los años que llevo de dar terapia holística a las mujeres que quieren comprometerse con su crecimiento espiritual me he encontrado con esta pregunta una y otra y otra vez.

La mayoría de nosotras hemos enfrentado este tema de alguna u otra manera en la imagen de nuestros padres, maridos, novios o amigos.  Es un tema que todavía es un tabú porque nos saca de la zona de confort en donde creemos que estamos seguras. Un tema que cuando nos toca vivir, desata toda nuestra ira, nuestro juicio y nuestra necesidad de control, porque pone en riesgo nuestra estabilidad emocional, familiar y muchas veces también nuestra estabilidad económica. Por lo que aunque sepamos que el demonio existe no queremos que se asome a nuestra puerta o no tenemos siquiera la intención de verlo.

Cada cultura es diferente; para un musulmán el coran le permite tener el número de mujeres que pueda amar y mantener, si es una es una, pero si son varias son varias. La sabiduría de este libro sagrado reconoce que el hombre es mucho más sexual que la mujer porque la energía que procesa es de acción, es una energía eléctrica que necesita estar en constante movimiento, en constante búsqueda y tener una vía de salida clara y amplia para que no haya una acumulación que los haga reventar.

Esto no justifica la infidelidad, simplemente aclara una necesidad energética que muchas veces no está siendo cubierta dentro de una relación monógama. Sin ningún juicio, este es un ejemplo de cómo en algunas culturas existen acuerdos culturales que reconocen esa necesidad y en otras no. Un ejemplo claro: En occidente lo aceptado es la monogamia y la fidelidad, pero la cantidad de poligamia “no oficial” que existe es desbordada. Yo personalmente creo que no se puede estar a favor o en contra de las tradiciones culturales, simplemente son lo que son.

Todas las creencias personales y sociales que tenemos en torno a “cómo debe ser” un matrimonio o una relación, se interponen en el camino de construir relaciones sanas y honestas en donde se pueden cambiar los acuerdos para lograr más integridad, solidez y respeto entre las parejas. Por lo tanto una fidelidad natural y sólida en un espacio de libertad en donde ambos nos podamos comprometer desde las necesidades personales del  corazón  y no desde una búsqueda constante de reconocimiento o de pertenencia a un cierto sistema de creencias.

Hay parejas a las que las solidifica y une vivir en casas o incluso países diferentes. Lo importante no es lo que creo que debe ser una relación si no honrar lo que para mí se siente bien en el corazón. Honrar la bio-individualidad de la forma única de relacionarme con mi pareja y que se siente bien.

Una gran mujer un día me dijo: “Me acabo de enterar que hace un tiempo mi marido tenía relaciones con otras mujeres estando casado conmigo. La culpa no lo dejaba vivir en paz y después de años de nutrirse con prácticas espirituales poderosas no solamente dejo esas relaciones sino me lo confesó como una forma de sanarlo definitivamente, aun sabiendo que ponía en riesgo lo más sagrado para el: su propia familia. La noticia me provocó un profundo dolor, pero atrás de ese dolor había siempre una gran paz, una paz que me permitía saber que todo estaría bien y que este reto nos uniría aún más.  Claro que me costó mucho trabajo reconocer y honrar esa paz que había detrás y muchas veces tuve la tentación de utilizar la noticia para manipular todo a mi favor, separarme y además quitarle todo lo que pudiera, pero eso no se sentía bien, porque mientras me lo decía pude ver en sus ojos una energía de sanación que no había visto en muchos años, pude ver en él un empoderamiento y una luz que no sabía que existía. Pude reconocer cómo su energía al hablarlo, se sanaba y eso nos sanaba a todos”.

Tener el valor de la honestidad ponía en riesgo su mayor tesoro y ese acto de confianza fue precisamente lo que hizo que su mujer pudiera ver su alma y reconocer que ella también le había cerrado las puertas durante esa época negándose a recibir toda su energía para empoderarlo. Ella pudo tomar responsabilidad y eso la liberó.  Ella tuvo la capacidad de procesar   su enojo y su miedo para lograr ver lo que había detrás: una gran certeza de amor.

Cuando una infidelidad sucede no se trata de culpar al otro o aprovechar la oportunidad para desatar el juicio y el drama, utilizándolos como herramienta de control para manipular al otro desde la culpabilidad de haberse equivocado. El tema es reconocer cuál es mi forma específica de amar, de dar, de recibir y finalmente ser honesta con lo que se siente bien.

En el caso de la mujer somos nosotras las que recibimos la energía de los hombres, las que la abrazamos, la cuidamos y la sostenemos para que ellos se sientan seguros, reconozcan su poder, puedan crear y ser felices. La energía femenina ES, la masculina ACTÚA. Y no quiero decir con esto que las mujeres no debamos o no tengamos la capacidad de actuar, por supuesto que es también nuestro derecho, la diferencia está en actuar desde la energía masculina eléctrica o actuar desde mi energía femenina magnética reconociendo el poder de lo que soy para después ofrecerlo a lo que me rodea. El problema es que actuamos por una necesidad de controlar todo compulsivamente sin antes anclar nuestro poder en el SER, honrando nuestra forma única de amar.

En el tema de la fidelidad, no hay víctimas ni victimarios,  lo que hay son situaciones creadas por nosotras  mismas  para tener la oportunidad de reconocernos en lo más profundo de nuestro ser. Cuando pasamos por ese reto, tenemos 2 opciones, independientemente de la decisión que tomemos de seguir o no con esa persona:

1. Actuar desde la abundancia, y compasión, tomando responsabilidad de mi parte de la historia (más allá de mis creencias), para perdonar y pedir perdón desde el corazón construyendo lazos.

2. Nutrir a la víctima interna que se alimenta del juicio y de las creencias limitantes, y desde la carencia entrar en un remolino de histeria, control y miedo que poco a poco irá destruyendo todo, incluso mi propia capacidad de volver a confiar, de volver a amar.

Lo importante no es si decidimos separarnos o no después de una infidelidad. Lo verdaderamente importante es si lo asumimos desde nuestras creencias limitantes o desde nuestra capacidad de ver en lo más profundo, del alma de la otra persona para reconocer el poder de su honestidad y  la perfección de su imperfección humana.

Si sientes que necesitas apoyo para reconocer tu forma más honesta de amar y de romper las creencias que te limitan en ese sentido,  te invito al taller del Código de la Contención Femenina.

Compartir

Compartir Post:

1 comentario

  1. Array

    Muy bonita reflexión Mony! Los abrazo a ti y a Daniel, que ya están juntos nuestros bebés en el cielo. Cuesta entender su corta misión , pero por más pequeño que haya sido su tiempo entre nosotros, nos dejan una enorme alegría, y solo por eso hay que estar agradecidos , felices y con paz de haberlos tenido.

  2. Array
    Raquel Alvarado2018-07-24 18:07:56

    Increíble! Te felicito Carla. Espero verte en diciembre! Besos y siempre te sigo!!!!

  3. Array

    Hay pocos momentos tan ricos en el día de un padre que se va a trabajar más de 8 horas, como recibir una llamada de tu hijo desde su PinGo. Esas llamadas cuando ellos necesitan hablar contigo... te hacen sentir mucho más cercano.

  4. Array
    Lourdes Lozano2018-02-05 20:49:12

    Me parecen muy buenos los consejos Gracias Paula

  5. Array

    Polinex que hermosa manera de explicar la Navidad, que padre recordar cuantas pasamos juntas y saber que hoy son nuestros hijos quienes esperan con ilusión la llegada del Niño Dios, las amo con todo mi corazón

    • Array

      Gracias Lili!! Tenemos que volver a pasar navidad juntas, ahora con nuestros hijos! los amo yo también!!!

  6. Array
    Maria Andrea Cobian2017-11-27 04:31:24

    Padrisimo Martha! Muchas nos identificamos con tu caso mamá, trabajo, FALTA de TIEMPO. Aplicare tambien ese método, tu regla me parece interesante. Un abrazo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimos Posts:

1 comentario

  1. Array

    Muy bonita reflexión Mony! Los abrazo a ti y a Daniel, que ya están juntos nuestros bebés en el cielo. Cuesta entender su corta misión , pero por más pequeño que haya sido su tiempo entre nosotros, nos dejan una enorme alegría, y solo por eso hay que estar agradecidos , felices y con paz de haberlos tenido.

  2. Array
    Raquel Alvarado2018-07-24 18:07:56

    Increíble! Te felicito Carla. Espero verte en diciembre! Besos y siempre te sigo!!!!

  3. Array

    Hay pocos momentos tan ricos en el día de un padre que se va a trabajar más de 8 horas, como recibir una llamada de tu hijo desde su PinGo. Esas llamadas cuando ellos necesitan hablar contigo... te hacen sentir mucho más cercano.

  4. Array
    Lourdes Lozano2018-02-05 20:49:12

    Me parecen muy buenos los consejos Gracias Paula

  5. Array

    Polinex que hermosa manera de explicar la Navidad, que padre recordar cuantas pasamos juntas y saber que hoy son nuestros hijos quienes esperan con ilusión la llegada del Niño Dios, las amo con todo mi corazón

    • Array

      Gracias Lili!! Tenemos que volver a pasar navidad juntas, ahora con nuestros hijos! los amo yo también!!!

  6. Array
    Maria Andrea Cobian2017-11-27 04:31:24

    Padrisimo Martha! Muchas nos identificamos con tu caso mamá, trabajo, FALTA de TIEMPO. Aplicare tambien ese método, tu regla me parece interesante. Un abrazo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.