Las habilidades necesarias para asegurar el éxito a tus hijos; ¿Las promueves?

Las habilidades necesarias para asegurar el éxito a tus hijos; ¿Las promueves?

Las habilidades necesarias para asegurar el éxito a tus hijos; ¿Las promueves?

Hoy en día es común encontrarnos a padres preguntándose cuál es la clave para lograr el éxito académico, emocional y personal de los niños.

El estilo de vida actual no permite a los padres pasar la misma cantidad de tiempo que antes con sus hijos debido a compromisos laborales y al exigente ritmo que exigen las rutinas diarias por lo que es común observar a padres de familia buscando lo mejor para sus hijos, saturándoles de actividades extra curriculares en las que se mecanizan habilidades físicas o cognitivas.

Somos testigos de sistemas familiares en los que existe la creencia de que la adquisición de conocimientos teóricos asegura el éxito en la vida, o sistemas en los que es tan importante el éxito en los deportes, que se deja de mirar las otras áreas que forman parte del desarrollo, teniendo como consecuencia niños menos cuidados y menos mirados, con una falta de seguridad personal, resiliencia y confianza en sí mismos y en sus mediadores.

El éxito consiste en poder mirar al individuo como un ser integral y bajo esta visión, tratar de estimular, equilibrar, y atender todas las áreas de su desarrollo (motor, cognitivo, lingüístico, social y emocional).

Existe un programa creado por las autoras Deborah J. Leong y Elena Bodrova, basado en las teorías de Vigotsky,  llamado “Tools of the mind” (Herramientas de la mente) dirigido a niveles preescolares basado en técnicas no tradicionales del desarrollo infantil. Tough (2013) menciona que mientras que la mayoría de los colegios preescolares en Estados Unidos promueven contenidos que consisten en desarrollar pre requisitos relacionados a descifrar textos y manipular números, en cambio, todas las intervenciones del programa tienen como objetivo el ayudar a los niños a desarrollar diferentes tipos de habilidades: control de impulsos, jerarquización de estímulos (para ignorar distracciones y lograr enfocarse en la tarea a desarrollar), control de emociones, planeación, resolución de problemas mediante el diálogo, etc.

A continuación hablaremos de una serie de recomendaciones que permitirán a los padres de familia,  crear conciencia sobre estas habilidades y comenzar a promoverlas en las actividades cotidianas que se desarrollan en el día a día.

Control de Impulsos

Según la Organización Mundial de la Salud el control de impulsos hace referencia a las funciones mentales que regulan y generan resistencia ante el deseo súbito o intenso de hacer algo.

Algunos ejemplos de fallas en el control de impulsos son:

  • Frecuentemente precipita respuestas antes de haber sido completadas las preguntas.
  • Interrumpe o se inmiscuye en las actividades de otros, como conversaciones y juegos.

Es importante mirar la dinámica familiar y observar a todos los miembros de esta, en primera instancia si papá y mamá tienen control de sus impulsos, si se toman turnos para hablar o jugar, si se hace planeación de actividades rutinarias con los niños y si en general el día a día se lleva con calma, sin prisa y con un orden pre establecido.

Jerarquización de estímulos

La jerarquización de estímulos consiste en la capacidad de lograr ignorar estímulos no relevantes alrededor del desempeño de una tarea o actividad específica, logrando enfocar toda la atención en la realización de ésta.

Ejemplos de fallas en la jerarquización de estímulos:

  • Dificultad para ignorar sonidos cuando se está trabajando en una actividad en específico.
  • La incapacidad de ignorar pensamientos externos a la actividad que se está llevando a cabo; operación matemática, redacción de un texto.

Es importante generar en los niños el hábito de hacer una cosa a la vez, evitando distraerse con estímulos externos, dedicando el tiempo y atención necesaria a dicha tarea, haciendo énfasis en lo que si toca hacer y lo que no toca, así como lo que es más relevante en ese momento. También es importante respetar pautas de inicio y fin

Control de emociones

Se refiere a el esfuerzo, la planificación y la necesidad de control para expresar las emociones deseadas organizadamente durante el intercambio interpersonal. (Morris y Fieldman 1996)

Ejemplos de fallas en el control de emociones:

  • Niños que se encolerizan o incurren en berrinches
  • Menores que constantemente son susceptibles o molestados por otros
  • Acusa a otros de sus errores o mal comportamiento

Generalmente los niños aprenden de sus padres la manera de expresar sus emociones y de resolver los conflictos, es importante guiarlos hacia una identificación de sus emociones y generar un ambiente de escucha y diálogo validando sus emociones y siendo un canal de expresión para ellos.

Organización del pensamiento

Esta promueve la capacidad de nuestro sistema cognitivo de hacer interactuar pasos, procesos, ideas de manera armónica, colocando cada cosa donde toca, expresándose en la ejecución de tareas, y un mejor rendimiento en la lecto escritura y el lenguaje. (Villaseñor 2014)

Ejemplos de fallas en la organización del pensamiento:

  • Dificultad en la clasificación de objetos en casa, en la escuela y en ambientes de juego.
  • Problemas en la realización de las tres fases del acto mental (entrada, procesamiento y salida.)

Para generar niños con orden cognitivo, es importante generar hábitos, que impliquen la clasificación de juguetes, ropa, y materiales escolares; por mencionar algunos, promover la planeación y la segmentación de las actividades a realizar en un número de pasos acorde a la edad del niño (1 paso por año de edad), pre establecer horarios, reglas y tiempos que sean predecibles, de esta manera los niños sabrán que esperar y como enfrentarse a diferentes retos.

Lo más importante en el desarrollo de un niño no es la cantidad de información que logren memorizar o las habilidades que puedan mecanizar, sino el desarrollo de habilidades; como la persistencia, autocontrol, curiosidad, resiliencia y seguridad.  – Paul Tough 2013.

BIBLIOGRAFÍA

Tough, P. (2012) How children succeed; grit, curiosity, and the hidden power of character. New York. Mariner.

Bodrova, E, Leong, D. (2001). Tools of the mind: A case study of implementing the Vigotskian approach in american early childhood and primary classrooms. Extraído el 03/09/14 desde:

http://www.ibe.unesco.org/publications/innodata/inno07.pdf

 

Para más información, puedes consultar a la Lic. Valeria Corona

www.sieteolmedo.com.mx

Facebook: SIETEolmedo

Twitter: @sieteolmedo

 

Recomiéndame:

Compartir Post:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimos Posts:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *