Remedios Naturales

Remedios Naturales

Remedios Naturales

By Galia Kleiman @babylovesfood

Generaciones de pueblos indígenas sanos, que viven de acuerdo con las leyes naturales, han demostrado que los seres humanos tienen un potencial genético para una salud vibrante y libre de enfermedad y longevidad. Lamentablemente, este hecho es prácticamente desconocido en el mundo occidental. Después de un siglo de descenso en la salud sin precedentes, en Occidente ahora aceptamos enfermedades degenerativas, trastornos digestivos, antidepresivos y dientes torcidos y en descomposición como normales.

Hemos puesto nuestra fe en el progreso y la tecnología, y ya no vamos a nuestros ancianos para orientación en las áreas más básicas de la vida, como la dieta y la salud. Al seguir sólo a la tecnología moderna para llevarnos a la salud y la felicidad, hemos experimentado colectivamente lo que Daniel Quinn llama “El Gran Olvido”. Como sociedad hemos olvidado que la mayor parte de la historia humana tuvo lugar en culturas simples, no industrializadas, culturas que no experimentaron la mayoría de las enfermedades, tensiones y trabajos que hoy consideramos inevitables.

Los pueblos tradicionales normalmente tenían que pasar sólo unas horas a la semana para satisfacer las necesidades basica de la vida – el resto de su tiempo se dedicaba a ocio, arte, aprendizaje y juego. ¡Piensa en eso la próxima vez que estés comiendo en tu escritorio o atorada en el tráfico después de un largo día de trabajo!

¿Qué sabían estas personas que nosotros no? Por supuesto, no tenían comida chatarra alrededor para tentarlos, pero además, fueron guiados por una sabiduría extraordinaria acumulada durante generaciones, lo que les permitió convertir materias primas de la naturaleza en super alimentos que les brindaban un nivel de salud que la gente “civilizada” de hoy en día nunca han conocido.

Cuando las personas son introducidas a la sabiduría tradicional de salud de nuestros antepasados, hay algo que les hace saber que este camino es el correcto – en su interior.
Les invito a despertar “The Great Awakening”, a descubrir que cuando se trata de salud y nutrición, no tenemos que reinventar la rueda. Las enfermedades degenerativas, los bebés obesos, los niños enfermos, la depresión y la infertilidad NO son naturales, ni inevitables. Viviendo según la sabiduría de la naturaleza, podemos terminar con el ciclo de degeneración que ha llegado a caracterizar la civilización moderna.

La selección de terapias medicas que elegimos para nuestra familia, tiene que ver con issues filosóficos, que llegan muy adentro en los sistemas de creencias de nuestra cultura, a veces hay que ir muy fuerte contra la corriente y cuestionar los métodos mainstream que mucha gente piensa son la única y verdadera forma correcta de actuar. Tenemos que tomar en cuenta y cuestionar los factores económicos y de poder que mueven a las sociedades al elegir como queremos ver el mundo y qué decisiones tomamos en el.

Desde el momento en que nacen nuestros hijos, se les pone en un camino médico de la cuna a la tumba. El bebé tiene que ir a su primer chequeo a las dos semanas y recibir un montón de vacunas. Se nos enseña que si nuestros hijos tienen el menor resfriado o dolor de estómago, deben ser llevados al médico de inmediato. Los antibióticos y las inmunizaciones dominan la práctica de la medicina moderna; Los remedios con alimentos y de hierbas, y el viejo sentido común, se han perdido en el fondo del closet como un montón de ropa de la abuela, pasados de moda, no vale la pena ni considerarlos en esta época científica ilustrada.

Cuando como madres y padres, tomamos nuestras propias desiciones, nos informamos y usamos la sabiduría de nuestros ancestros, estamos adoptando esa responsabilidad en vez de delegar la salud de nuestros niños a un cuerpo gubernamental. Los padres necesitan el conocimiento y la confianza en sí mismos para ser los cuidadores primarios de sus hijos.

Las ventajas de los remedios caseros son obvias. En primer lugar, no son tóxicos. Recientemente, hemos estado escuchando acerca de algunos medicamentos retirados del mercado por riesgos y efectos secundarios. Algunos de ellos han estado en venta durante décadas y de repente nos enteramos que estos no deben darse a los niños menores de seis años de edad. Esa noticia fue un choque aún para mí, con todo y la opinión que tengo sobre los farmacéuticos. Al menos con los remedios caseros, sabemos que no estamos envenenando a nuestros hijos. Estos remedios también son de bajo costo. Muchos de los mejores remedios caseros no cuestan nada en absoluto.

Otra ventaja es la velocidad de tratamiento. No se tiene que llamar a nadie ni esperar una llamada de regreso.

Los remedios caseros impiden que tu hijo sea usado como conejillo de Indias. Con los remedios caseros, nuestros hijos no van a ser una de las estadísticas de un tóxico o una droga farmacéutica que nunca fue aprobada para los niños, pero que ahora se les prescribe sin dudarlo, algo que sucede a menudo estos días.

Los remedios caseros funcionan con el sistema inmunológico en lugar de suprimirlo. Los síntomas agudos, que se manifiestan como diarrea, secreción nasal, vómitos, dolor de cabeza, etc., son en realidad buenos pues es la manera que el cuerpo combate la enfermedad. Gestionada adecuadamente, la enfermedad aguda puede darle a un niño más vitalidad y prevenir enfermedades crónicas a futuro.

Los cuidados en casa también fortalecen el vínculo entre el padre y el hijo. Cuando mi hijo mayor no se siente bien, viene a mí y me dice cómo se siente. Confía en mí, sabe que puedo hacer que se sienta mejor. No tiene miedo de mí. La mayoría de los niños tienen miedo de los médicos, pero tienen una buena relación con sus padres y cuando sus padres son capaces de hacer que se sientan mejor en el momento en que están en débiles y más vulnerables, el vínculo con sus padres se fortalece.

Informate, pregunta a tu madre,  a las abuelas a los viejos. Lee libros, toma cursos y lo mas importante: confía en ti.

Galia Kleiman, @babylovesfood

Compartir

Compartir Post:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimos Posts:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.